sábado, 15 de diciembre de 2012

domingo, 14 de octubre de 2012

De huellas y pies



La huella espera siempre que el pie encaje, ignora en lo más profundo de su ser la posibilidad de que el talle pueda variar, pues la definición que tiene la huella de sí misma no concibe la incongruencia.
El pie ignora por su parte a la huella, condición que se le podría atribuir a la simple sensación de superioridad en la que se encuentra inmerso.
Una no existe sin la otra, y viceversa… sin embargo ambas realidades, "x" distantes de si, ignoran dicha premisa. 

sábado, 13 de octubre de 2012

a la Poesia



Jamás podrán silenciar las palabras…
socavar los audibles silencios
desarticular la poesía…
quitarle su fuerza.
Corroe la injusticia…
fertiliza la amistad
golpea en lo mas profundo del corazón
golpea…castiga…la hipocresía
golpea…abraza…la solidaridad
Jamás silenciaran la poesía
los trinos de aves, el viento…las hojas
La mueca de un rostro pacifico
al copas de un sonoro canto
Cargada y recargada
la poesía… avanza
se abre paso como haz de luz
en los recónditos espacios inalcanzables
y se filtra hasta el alma
Podrán silencias las voces…
podrán destruir el silencio…
mas no logrará, aunque empeñe con ganas
Enmudecer la poesía e intoxicar su silencio!

domingo, 18 de septiembre de 2011

DESTELLO



Sucumbir ante un encanto o perecer el desencanto
De saber que esos ojos pueden reinar en mi noche

miércoles, 8 de septiembre de 2010

LA CERTEZA Y LA DUDA (Fragmento)


CAPITULO X 



  No había forma que Gaspar entendiese lo que yo le quería explicar, estaba en terco, y cuando esta en “terco” anula toda capacidad pensar o de escuchar, y me irrita que mire hacia abajo, que descienda la mirada mientras yo trato de explicarle, como si solo le interesaran los cordones de sus zapatillas.
  El sostiene que vale mucho mas una certeza que una duda, objeta que la funcionalidad de la certeza supera cualquier cuestión que engendre la duda. Le trato de explicar que esa no es la cuestión, que la certeza es fundamental, pero que al fin y al cabo no tiene ningún sentido, o mejor dicho no tiene ninguna razón de ser en cuanto a su funcionalidad, solo existe cuando se la necesita y luego deja de existir, es algo que se toma y se usa para algo, nada más. Se la busca y se la encuentra, en un diccionario por ejemplo, y luego pierde todo sentido y razón de ser. En cambio la duda, es un motor para la búsqueda, pero la búsqueda no de encontrar, sino de construir. Cuando uno intenta despejar una duda, cuando uno esta bajo el embrujo de una duda, la única salida es la construcción de una certeza, pero siempre en función de la duda.
  Lo que le intentaba explicar es que si yo tengo una certeza por ejemplo, es como tener una cosa, la tengo y ya. Y si tengo una duda en cambio, tengo una inquietud, una hermosa desesperación, un corazón que late mas rápido, una aventura, tengo sueños anhelos, tengo hasta incluso ganas de volar, cosa que con la certeza, por cuestión cierta, es imposible volar. Pero Gaspar no me escucha, y sigue mirando hacia abajo, y ahora me distrae señalándome un escarabajo que las hormigas se llevan.
  Para comerlo – me dice. El no deja por hecho que pueden hacer otra cosa con ese escarabajo, para él su deducción es absoluta, es para “comer”. Como si el escarabajo no pudiese servir para otra cosa, para adorno en el salón real de la reina, o para probar el trabajo en equipo que sera tenido en cuenta a futuro, o simplemente para quitarlo del camino porque estorbaba.
  Gaspar es muy cerrado, las cosas son blancas o negras para él; yo le digo que eso le hace perderse siempre del viaje, por llegar a un lugar jamás vive el transcurso del viaje, él me dice que no le interesa, solo le sirve llegar y si quisiese disfrutar de algún lugar por el que paso de cruce, optaría por ir allí como objetivo del viaje.
 A veces pienso que soy yo el que definitivamente no lo entiende, o no lo escucha quizás, no creo ser una persona cerrada de pensamientos, pero él dice lo mismo de si, así que esto me hace poner en duda de mi mismo y me divierte, pienso en mi y me cuestiono si verdaderamente soy una persona abierta, saco muchos interrogantes, pero en definitiva acepto lo que creo que soy, y eso me es un poco contradictorio, como si seria una persona cerrada en pensar que soy abierto; y nuevamente la duda.
 Pero la disfrutó, no opto por llegar a ninguna conclusión, por lo menos por este momento. No quiero ninguna certeza que destruya esta duda que enriquece mi vida. Gaspar se ríe, el escarabajo no entra por el agujero del hormiguero, no van a poder meterlo – me dice. Como si las hormigas no pudieran desgarrarlo y meterlo en pedacitos, o provocar un derrumbe controlado y agrandar la boca del hormiguero, o como si ellas verdaderamente quisieran ingresarlo, tal vez solo buscan tapar la entrada a sus guaridas. Pero Gaspar no acepta estas variantes.
 Decidí invitarlo con un refresco, un jugo de naranja. Él me dice que por el color del jugo tiene mucha agua y poca naranja. Yo le digo que no tiene agua, que la naranja es de ese color, un tanto más claro que lo común. Él no acepta mi objeción, y le agrega más naranja.  

domingo, 18 de julio de 2010

EL GRILLO Y LA BUSQUEDA…





A veces pienso que los grillos, en sus noctambulas noches, usan su grito como llamando a algún ser querido. Gritan y gritan, cantan y cantas, podrían objetar algunos, pero no… para mi es mas bien un grito, no se oye como trino, tiene una tonada desesperada, que la oscuridad ampara, como ocultando a su progenitor.
A veces pienso cuan egoístas somos con los grillos, ellos perturban su silencio en una busca incesante de sus seres queridos, y nosotros, despabilados, incomprensivos, arrogantes y, porque no, incompetentes también, nos lanzamos al asedio de dicho insecto, insignificante insecto. Y en el mismo instante lo menospreciamos y lo odiamos. Cuanta incomprensión reina a veces. Los buscamos por los rincones, por debajo de la cama, por los zapatos, prestamos nuestro mas agudo sentido de la audición para determinar su sitio, y aun así, el grillito, que sabe que lo buscan -porque cada vez que uno revuelve las cosas él se calla, y luego vuelve a gritar-, ese mismo grillito, arriesgándose a ser encontrado, arriesgando su vida, procede una y otra vez mas invocando su grito, que ya es sagrado por insistencia y por causa.
Cuan desesperado se oye, a veces me da la sensación de que jamás va a ser escuchado, por sus pares me refiero, y ellos gritan y gritan, si hasta parece oírseles las lagrimas que afloran en el pregón de la desolación desamparada. Y nosotros los seguimos buscando, por la ropa, por los libros, por las cortinas, y cada vez más nerviosos queremos darle fin a su grito, cuan apático puede ser el ser humano, cuanta carencia de solidaridad ante el hermano grillito.
A veces pienso, mientras oigo a los grillos, que sus gritos de búsqueda tienen como fin la muerte, a veces siento la resignación que expresan, y es allí, cuando la mayoría de nosotros encontramos al grillo. Pero no somos nosotros los que los encontramos, sino son ellos que nos guían hacia su lecho, ya cansados, desahuciados, sin fuerzas y sin voz se entregan a su muerte, porque su búsqueda, su búsqueda ya es en vano.

miércoles, 26 de mayo de 2010

FUSIÓN ETERNA (Fragmento)


...lo cierto es que al agua siempre le interesó el fuego y viceversa, pero lo interesante del interés de ambos no radica en lo ambiguo, sino en deseo que ambos tienen de consumirse, en la unión perfecta, en la destrucción pasible, en el preciso instante que el vapor es ceniza y la ceniza se evapora...

Ambos dejaran de existir, pero que más queda por vivir?



Grenat Gastón.

lunes, 17 de mayo de 2010

SEGUNDA CARTA DE GARY GISBERT A MARIAN LIAN STEVENSON


CAPITULO XX.

Puedo escribirte nuevamente una carta, y aceptar que no abras el sobre. Puedo preguntarte: -Que es de tu vida?- e interesarme de pronto en tu trivial respuesta.

Lian, perdón que comience así esta carta, es solo que es extraño todo, precisamente no te extraño, y desgarradamente siento que no me importa, pero sabrás que me importas, sino no te escribiría, - uno no deja de hacer las cosas así porque si - acepto el viento “clandestino” – y va entre comillas porque no es la palabra mas justa para lo nuestro Lian, es mas, me arriesgo a decir que es la antítesis de los nuestro- lo cierto es que este viento que nos une y desune, me maravilla, me encanta, como si solo existiésemos para ambos cuando el céfiro se apiada de nosotros, y luego dejásemos de existir sin importarnos, y nuestra vida continuase tan solo con el aroma a nuestros besos.
No se si piensas igual Lian, me gusta suponer que si, que disfrutas al igual que yo, que lo vivís similar y que por eso no tomas el teléfono y me llamas – no es natural hostigar al destino y aunque lo fuese, aunque sea valido, no es nuestro estilo- es por eso que estoy contento con los nuestro a pesar de tanto tiempo, no así con lo que siento, con esa sensación extraña de no extrañarte.
Me preguntarás para que te escribo entonces… supongo que siento que el clima puede hacer de las suyas, que podemos existir nuevamente, y esta es una especie de cartita que ratifica que aun existo, o que aun puedo volver a existir para ti, como enviándote una señal de vida.
Se que no leerás esta carta, se que el sobre quedara sobre la mesa de noche sin abrir, se que no es de importancia, pues si así fuese no existiría esta carta. Tan solo y simplemente, apelare a cruzarte por una esquina y reconocerte, como hacemos siempre, de repente! Todo de repente, con la intensidad del fin próximo. Yo no se que seria de nosotros si no supiéramos de nuestro próximo fin, supongo que seriamos monótonos y objetos muertos que respiran en faz de algo, y luego en faz de nada – como sucede con todo, con todos, el suceso continuo y reiterativo de las cosas termina por consumirlas y dejarlas desechas- y yo no quiero eso para ti, ni para mi, Lian– aunque quizás no evitemos terminar así cada uno por su lado- lo que deseo Lian, es que ambos no terminemos así, que en comunión el fuego nos devore. Individualmente no puedo desear tal cosa - el ser se desplaza de forma muy predecible y en ello radica saber lo que nos tocará- no me preocupa lo que sea de ti o de mi en el sentido mas puro, puedo suponer, pero es solo una mera suposición y en el juego de suposiciones todo es valido – por ende, carece de emoción pura- y lo nuestro es emocionante! o me emociona a mi, tal vez solo yo soy el que disfruta de esto, tal vez las cartas que tu envías y yo se que no recibo, nunca las has escrito – nuevamente incurro en la poca emoción de la suposición- se que me envías cartas Lian, lo se porque no las recibo, es mi forma de disfrutarte a la distancia, así…tan solo así… como si estuvieses junto a mi en la cama, dormida, callada, pensativa te tengo, y tu sabes que te tengo, por eso estoy contento y me apasiona todo esto.
Y justamente por todo esto es que me extraña que no te extrañe, sabrás comprenderme Lian, no es olvido, es solo el andar cansino de despertarme, abrir la puerta, deambular por el mundo, abrir nuevamente otra puerta, cerrarla y dormir... así todos los días, es solo eso, no es olvido!

Sabes que lo extenso me aburre Lian, y jamás pretendería aburrirte ni aburrirme, hay solo pocas cosas que valen tan poco en la vida, y el aburrimiento es una ellas, si no es la más absurda incluso.

El tiempo solo azota a quienes se preocupan por él, yo siempre preferí la diplomacia Lian, tú lo sabes, por eso no me despido como el mundo se despide hasta algún tiempo, solo me despido como quien no va volver a ver a alguien nunca mas, sabiendo que la encontrará en alguna esquina.

No me lleves el apunte Lian, a veces digo tonterías, solo créeme cuando te sonría.
Y espero no esperes esta carta como se espera la lluvia los días nublados.

Sé que no lo harás, por eso te la escribo.

miércoles, 24 de marzo de 2010

SABRÁS...?


Y no hay forma de que ignores…Una pizca de sal, siempre vuela el viento.

Sabrás encontrar un inquietante silencio, de erizada piel y pasos fríos. Sabrás mirar al cielo y encontrar un nombre, que hurtadillas sigiloso escondes. Sabrás bifurcar tu ceño, inherente mirada que tu pensamiento acalla. Sabrás decir mil cosas al viento, salar tus mejillas y aquejar lamentos. Sabrás el artilugio del suspenso, la pausa desea, el segundo perfecto. Sabrás no encontrar respuestas, cuando el interrogante exija de tu apuesta. Sabrás esquivar miradas, hacerte la ausente, jugar a decente, y perder con gusto. Sabrás convivir con disgustos, aceptar lo injusto, emprender sin ganas. Sabrás pulir de lo impuro las asperezas mas tersas estoy seguro…
Pero hay algo mujer… hay algo en el silencio que inquieta a tu piel y que no sabrás dilucidar, en tus pasos fríos, en el cielo que observas, en el ceño que inhibes, en las respuestas que ignoras, en las miraras que escapas, en los disgustos que aceptas, en la injusticia que avalas, en la que menoscabas, y en ese paso perdido que no encuentra el sentido…

Sabrás hallar lo que digo, la pizca de sal, el viento y tu abrigo?

lunes, 15 de marzo de 2010

QUIZÁS...


Quizás lo mas dulce no sean tus labios, sino tu duda.
El preciso instante en el que te preguntas si te arrojas al vacío o te despiertas.

domingo, 14 de febrero de 2010

JUAN PEDRO ARROYOS (Cuento breve)





El pórtico de la antigua biblioteca, ya sin luz, penumbrosa. Las paredes húmedas matizadas por un ejercito de hongos que se cobijan, un tanto reacios a la realidad que los rodea y compañeros taciturno a la vez, de quien busco resguardo y sin siquiera saber hizo de lecho aquel viejo edificio.
La noche acongojada soplaba sin cesar suspiros nostalgiosos, llevando consigo una imperceptible garúa que a fin de cuentas mojaba. El cielo, que hace días era gris, aun no había lavado su cara.
Una bolsa de arpillera rellena de cartones y trapos viejos cumplía la función de almohada, el brazo derecho detrás de la nuca reforzaba el respaldo, dándole una ligera comodidad que quizás ignoraba, el brazo izquierdo descansaba junto a su pecho en posición antálgica. La fiebre incesante lo mantenía obnubilado, no sabia si habían pasado horas, días o semanas, todo fluctuaba entre sueños producto del desmayo y vigilias que asimilaban torturas desmesuradas. Yacía postrado y olvidado, quien hace tiempo había sido tan reconocido, ahora era uno mas, quizás insignificante para la historia, quizás aun mas para el mundo; pero existía, el antiguo refugio de libros era testigo y cientos de sus huéspedes en su mismo estado, percibían el latente instante por el ventiluz del sótano, como una misteriosa herida que rasgaba sus hojas, y prefiguraba el futuro que a escasos minutos habría de ser pasado.
La noche anterior, los abusos del alcohol, su único amigo, el mismo que apaciguaba sus desdichas y borraba una a una sus penas, lo había traicionado. Inconciente de acciones intento mediar un altercado, donde dos individuos deseosos de sangre se abatían.
Su pasado eclesiástico quizás, regurgitando en lo más profundo de si, lo habría impulsado hacia la contienda.
- Señores por favor no arruinen sus vidas… - alcanzo a decir, mientras intentaba separar los púgiles, pero el mas corpulento de los dos impacto con su navaja en lo profundo de su pecho, dándole fin al discurso que acababa de comenzar; se tambaleo por un instante apretujándose con sus manos y cayo…
Agonizando Juan Pedro Arroyos, junto a una de las columnas de la puerta principal, que esbatimenta su rostro, como ocultando quien es, como escondiendo quien fue. Mientras a escasos pasos la vida trascurre como si nada pasara. La gente apresurada con sus paraguas, uno que otro que pensativo por la vereda de enfrente camina y el sin fin de autos que sin aminorar su marcha salpican con agua de los charcos a cuanto peatón distraído circule.
Sintió que sus ojos jamás volverían a abrirse, recordó que alguna vez había prefigurado su muerte, pero el destino le estaba errando. Metió su mano en el bolsillo, del cual la saco muy apretujada, la llevó hacia su corazón; y un último suspiro profundo calmo el dolor y borro su vida.

Nadie sabrá quien es, y mas de uno, pensara que esta dormido.

sábado, 23 de enero de 2010

Baila el viento con las hojas…




Cuanta armonía, el azar nos desvela otra vez, con sus dos corrientes de aire opuestas, y su par de hojas café. Se elevan o son alzadas, por semejante partener, que haciendo alardeen de hábil, les sonríe a la vez. Baila el viento con las hojas, la canción de su niñez, que cada vez es mas hermosa y solo sabe florecer. Bailan y sin saber se besan, acariciándose los pies, son amantes momentáneos, la brisa y el color café.
El swing que despliegan ambos, es digno de coronar, mas ya lo sabe el viento, que comienza a susurrar, las cosas que se le ocurren mientras su baile se da. Las hojas sonrojadas, asienten en su danzar, el viento sabe que es ducho, siempre apuesta a ganar.
Baila el viento con las hojas, conservando su compás, el viento sabe que el tiempo, es amigo del azar, por eso siempre conserva, semejante amistad.
Baila el viento con las hojas, el baile universal, el baile que solo gozan, los que observándolo están, se baila en cualquier calle, en una esquina, afuera de algún bar.El viento sabe de baile, las hojas se dejan llevar.

domingo, 10 de enero de 2010

LUNA (Vuelo de un amante)






Cómo no ceder ante semejante encanto…dorada esfera que la noche acuna.

Me remontas, como barrilete extraviado que por las estrellas busca dueño, perdido en tu inmensidad, con no mas que tu sutil aroma como carretel, y me haces volar… y vuelo, porque te busco, inconscientemente te busco, por los senderos de la noche agazapada, por los surcos de tus silencios disertantes… y yo se que estas aquí junto a mi, sin pronunciar una palabra, invisible son tus ojos, invisible es tu presencia, invisible es tu ausencia en el empedrado de mis sueños. Y sabes que las estrellas no distraen, solo entretienen, son la antesala al caudal de tus besos descalzos, que caminan por mis labios sedientos, sedientos de ti mujer, y de tu imagen perpetua y acechante, de tus suspiros aletargados que por mis besos se arrastran. Y aquí o allá… o donde sea que se remonte mi vuelo te encuentro, y tu te escondes, te escondes en ese gesto de ingenua distraída, de transeúnte estelar ilusa, y yo te veo, nuevamente eres tu…si! La inconfundible… y cómo no sucumbir ante semejante encanto?… dorada esfera que la noche acuna.

miércoles, 6 de enero de 2010

SONETO DE LA PAZ




"La tumba es todavía
Un sexo de mujer que atrae al hombre!"
Cesar Vallejo
........................


La paz es el suceso que precede
Dos cuerpos consumados sin aliento
Que sin saber se van desvaneciendo
Fundiéndose en su amor sanguinolento

Las velas entre deseos se derriten
Radiante luz de su inagotable tea
Ardiendo con fulgor sus corazones
Latentes antorchas sobre la azotea.

Pasión que en líquido de amor te viertes.
Gota a gota sobre la frente el sudor
desliza acariciándole los vientres.

Dulzura que emancipa las tinieblas
Y doblega las llamas del infierno
Bautiza paz en seres que te pueblan.

ENCUENTRO





Bien podría haber sido tu imagen una ilusión…
Bien podría haber sido mi viaje un sueño…
Y entre ilusión y ensueño…
Se gesto el encuentro.

Y quiso el destino hilvanar
Y dar su puntada precisa,
Tejiendo una canción
Y un senador postulante.

Los años acortaron distancias.
Las tímidas y viajeras hojas
Se trasformaron en voces,
y yo te escuchaba…y tú me oías
Y entre lunfardos que pichaban y mi sorpresa
Pececitos saltaban de casinos.

Y yo te dije:
No sabré que estoy aquí, hasta haberme ido.
Y hoy me doy cuenta que estuve contigo.

Quince años. Toda una vida.
Con tus ocho abriles…con mis nueve añitos
Con tu inocente “perdón por no escribirte antes”
Y mi deseo “espero te encuentres bien al recibir esta carta”
Y una expectante e interminable espera de por medio.

Toda una vida había pasado,
Pero ambos conservamos el pasado
Tus reproches intactos,
mis silencios calcados.

Y quise de souvenir a tu mora
Y sentí que sin traerla la traje conmigo
Como a tu sonrisa, como a tu silencio…
Que aunque en la valija no quepan, viajaron conmigo.

Bien podría haber sido tu imagen una ilusión…
Bien podría haber sido mi viaje un sueño…
Y entre ilusión y ensueño…
Un abrazo nos despertó, qué encuentro!

domingo, 20 de diciembre de 2009

SONETO TU OLVIDO




La sombra de tu abismo me persigue
por las noches grises del desconcierto
Solo intento esconderme de lo incierto,
de tu esencia reina que no consigue

teñir de oscuro este vuelo inseguro
que solo intenta desplegar sus alas.
No logrará aunque empeñe con ganas
la astucia que subleva lo seguro.

Quitaras esos, tus labios impíos
como acechantes besos de sirenas
que entorpecen y tientan mi navío

Borraré las huellas que surcan mi piel
y como un vendaval que escapa hacia el mar
hallaré olas que emancipen tu miel.

lunes, 7 de diciembre de 2009

TRANQUILÍZATE CARIÑO…




Dibujaste con tu dedo mi sonrisa, y luego sonreíste dando vida a tu dibujo.
No quedo un enojo, no quedo siquiera un mal recuerdo; con esa facilidad para el encanto, con esos ojos enternecidos, que son tus armas mas preciadas, descontando el sexo, que dibujas con tu cuerpo, y que luego cobra vida, en un suspiro que se pierde en lo profundo de un gemido. Y tú haces arte. Con cada fragmento de tu ser, desenfundas los anhelos, las nostalgias que por el aire escapan de la vista, no de tus ojos, que adormecidos me seducen, y yo me rindo, porque así gano, porque así solo se que gano, y tu me tienes y yo te tengo; pero tú haces arte. Con tu vientre fundas un lecho a mis antojos, y me adormeces como a un niño agotado, agotado de tus senos que son el fruto de alimento. Y tú haces arte. Con tus labios besas el silencio de mis suspiros mientras duermo, y yo los siento mientras sueño, son tus besos el camino a un abismo, y yo camino. Pero tú haces arte. Ese abismo en el que caigo es tu silencio, que late como mi corazón en tu pecho.
Y tu piel es la manta que me envuelve, la sinuosa manta que cubre mi cuerpo perplejo centímetro a centímetro en un abrazo. Y tú haces arte. Y no hay lamentos. No dejas un enojo, siquiera un mal recuerdo.

viernes, 4 de diciembre de 2009

MISTERIOSA...


“Y las miradas que robaste con tu escote, donde las habrás guardado?”

Misteriosa que caminas por la lluvia, con tus pasos casi lentos.
Misteriosa que caminas por lamentos, con tu mirada gacha y tus tormentos
Hacia donde tu rumbo encarna, hacia donde gastaras tu tiempo…
Misteriosa que la lluvia besa, susurrándole solo al viento
Por qué senderos has de andar, por qué hay refugio en tu encuentro
O a caso te estarás fugando, como yo, de algún cuento…

domingo, 22 de noviembre de 2009

A VECES ES BUENO VERSE FRENTE A UN ESPEJO…




“Espejito espejito quien es el mas…”, no importa lo que se sea, a veces es bueno que uno mire hacia uno mismo para verse, para recordarse, para no olvidarse y saber por donde anda. Para saber si el lugar donde nos encontramos es correcto o es un espejismo más de alguien que no es uno.
Es bueno saber que por cada paso malo puede haber alguno bueno, es bueno conocer los pasos malos para multiplicar los buenos, es bueno saber cuanto uno calza para no perder el zapato…
Los espejos repiten… no es bueno que repitan, es mejor que reflejen, que demuestren, que golpeen, que castiguen, que feliciten, que besen. Es bueno que los espejos besen.
No es necesario pero es fundamental reflejarse, frente a frente, verse en guardia, verse indefenso, verse tonto, verse tieso, verse pálido, verse viejo…
Es una condición del ser humano la mutación. No se habla de evolución cuando el tiempo se mide en décadas, no se evoluciona a un anciano. Uno va mutando, y consigo su envase, el frasco que a muchos preocupa.
Es bueno verse frente a un espejo de vez en cuando. Verse alto, verse gordo, verse broceado, verse cansado…
Es bueno saber donde encontrarte.
Es bueno encontrarte, verte, saber que frente a ti esta aquel otro, que no eres tu, pero que piensa serlo, y actúa y vive, y sobre actúa y sobre vive… es bueno que aquel de vez en cuando te busque en su espejo y te encuentre, en el mismo lugar, la misma pared, el mismo piso, quizás distintos zapatos, distinto peinado, quizás mil mutaciones y otra apariencia, quizás uno se vea extraño, definitivamente extraño.
Me gusta estar del otro lado, verme de vez en cuando, me gusta devolver mi origen, que es muy distinto a mi imagen.
Ayer pose ante mi mismo, y despeine ese peinado, puse junto a mí una silla y descanse de mi mano.

Ahora que soy el del espejo, que bueno es sentirte útil.

A TIENTAS (“Con permiso”)


“se avanza a tientas/muy lentamente”
MB


Se avanza a tientas, vacilando, titubeando, como por una cuerda floja...
Un paso delante del otro, y luego el otro... los brazos equilibrando.
Y las certezas quedan atrás, la seguridad queda atrás...pero el alma exige uno mas...
Y ahí va otro paso...
Avanzamos a tientas/ lentamente
Hay sabor en cada paso, en cada metro, en cada centímetro...y emoción en cada balancearse
Somos ciegos, a elección, somos ciegos con gusto...vemos todo
...y luego otro paso...y quizás algún día llegue el ultimo... quizás halla mas pasos...
Retroceder es seguro...pero nuevamente...a tientas/lentamente...la luz nos llama.

jueves, 19 de noviembre de 2009

lunes, 16 de noviembre de 2009

HAIKUS PARA EMPRENDEDORES






Y hoy que tus ojos
Me observan solitarios.
Yo no te veo
...................






Mil veces quizás…
y siempre valdrá la pena.
Bendita duda.
...................






Horizonte en llamas
sutil se quema el día
la noche apaga.
...................










Preferiría
Mil veces odiarte
Que ignorarte
...................









Cuando el silencio
Verdaderamente habla
Los demás callan.

viernes, 6 de noviembre de 2009

VESTIGIOS DE LA HOGUERA DE LOS SENTIMIENTOS


Poseía una extraña costumbre de escribir cartas.
Era asombroso verlo escribir y escribir, siempre refiriéndose a alguien. Jamás se supo a quien iban dirigidas – si así se le puede decir–  pues nunca las enviaba. Por lo menos de la forma convencional en que se envían las cartas.
Recuerdo haberlo visto varias veces luego de haber terminado de escribir, siempre me llamo la atención, pues a veces poseía una gran sonrisa, otras veces tan emocionado que impresionaba, hasta con lágrimas que vertían de sus ojos, y otras veces – la gran mayoría–  parecía quejarse de tener que escribir lo que escribía.
Lo cierto es que una vez terminada la correspondencia, preparaba un café, se dirigía a su sillón sofá junto a la hoguera que solía estar encendida en invierno, o que solía encender en otras ocasiones, exclusivamente para el momento. Se acomodaba en su sillón, bebía unos sorbos de café y con la otra mano firme sostenía la carta que acababa de escribir, mientras la leía en voz baja. Luego de terminar de leer dicha carta, con la emoción que ameritaba la circunstancia en su rostro, proseguía a arrojarla al fuego, con la particularidad de que el humo que producía el papel en la hoguera era embolsado en una gran bolsa que se anteponía en la chimenea, como atrapando la conversación en una cárcel de polietileno, evitando que la chimenea de fuga a las frases, oraciones y el viento las reparta por ahí, con miedo tal vez, de algún destino mal logrado.
Una vez embolsados los vestigios de la carta, el anciano hacia un nudo en la bolsa y la volvía a arrojar al fuego, pero esta vez, el humo ya espeso y negro era eyectado sin ningún problema por la chimenea. Luego de terminado el acto, arrojaba los restos de su café y apagaba el fuego.
En la familia siempre aceptamos que había algún grado de locura en el abuelo, pero siempre preferimos darle asilo en vez de dejarlo a su suerte en un neuropsiquiátrico o alguno de esos lugares de antesala a la muerte, por eso jamás cuestionamos cosas que solo él entendía. Pero hace dos meses, luego de su muerte, hay días en los que encendemos la hoguera y se observa un ligero humo gris azulado que se esparce por toda la casa. Es así que en los días en los que aparece este humo, algo extraño nos ocurre y sonreímos sin ninguna razón aparente, o hay otros en los que lloramos y muchas otras ocasiones en las que nos quejamos, rezongando de cualquier cuestión sin merito alguno; del agua de la pava que se hirvió, del reloj que parece haberse quedado sin pilas, del gato que dejo los pelos en el sofá, de dolores en el dedo gordo que no existen.
Lo cierto es que los días que sonreímos somos muy felices y sentimos ganas de agradecer infinitamente a alguien, no sé porque, es lo que nos nace de adentro. Los días en los que lloramos preferimos escondernos cada uno en su habitación y evitar vernos en ese estado, pero los días en los que rezongamos sin sentido alguno nos acordamos del las cascarrabias del abuelo y de su locura.
No sé porque, pero estoy pensando en escribirle una carta, el fuego esta encendido; sus pantuflas no las encuentro y él prometió heredarlas, no soporto andar buscándolas sin hallarlas, encima este dedo gordo que parece que esta hinchado y no sé si voy a poder escribir, tengo que preparar café y si hay algo que no soporto es tener que ir a comprarlo, donde habrán quedado esas pantuflas! Y este humo que me tiene arto! , voy por una bolsa.

lunes, 2 de noviembre de 2009

St 4

Es más fácil princesa
Que no reconozcas tu corona
A que yo sepa quien eres tú…

La vida es un barrilete que a veces se remonta sin saber
Que el viento que lo deslumbra es el mismo que ha de padecer
La vida juega su suerte, en esquinas y en un bar
La suerte juega la vida, en las calles y al bailar
Hay quienes no se dan cuenta y echan la culpa al azar
Hay otros que dándose cuenta agradecen sin cesar
La vida es una antorcha que ilumina sin quemar
Pero hay quienes se queman, por no querer titilar.
La vida es un instante, un beso, un besar
La muerte es todo el tiempo que uno no se dispone a amar
Hay muerte en cada paso, hay vida en cada titubear
Son más los que viven muertos, que los muertos que no viven más.

jueves, 1 de octubre de 2009

EL ORIGEN BÉLICO DE DOS RAZAS

Se llevaba a cabo el campeonato mundial de carreras de hormigas, la más apasionante, emocionante, y entretenida carrera que todos los hormigueros del mundo esperaban. Se jugaba el trono, la actual campeona tenía en manos la defensa, la gloria es lo más anhelado.
Tenían que llevar una migaja de pan previamente pesada y medida, según el reglamento del comité mundial, el cual, dicho y sea de paso era muy riguroso.
El camino es largo, y consta de varias superficies terrestres a superar, comienza sobre tierra, camino rápido en el cual inmediatamente se busca sacar ventaja del contrincante, se continua sobre gramilla, espesura que al final de los últimos trancos siempre se debe conservar un ligero pero tranquilo paso, pues después de él, viene el empedrado cuesta arriba que comunica la gramilla con el árbol, que siempre supone un riesgo, y cuyos espectadores esperan con mucha ansia.
En los primeros puestos un pelotón de cuatro hormigas mantenía en vilo a todo el mundo presente, la campeona por escasos segundos, que en esta competencia no dicen nada, llevaba la delantera. Avanzando por el Árbol, llegando a la popa que comunica a éste con la enredadera que marca el camino de descenso, a la hormiga del cuarto puesto, producto del cansancio, quizás, se le escapa la migaja de las manos y cae de lo mas alto. Automáticamente, viendo lo poco de distancia hacia el final de la carrera, la cuarta se vio con la necesidad de abandonar, por ende, el pelotón se reducía a tres hormigas. Venían descendiendo por la enredadera, palo a palo, antena a antena, estaban entrando por el camino de troncos que atravesaba en charco de agua, que daba en línea recta hacia la meta. El publico se estremecía, las tres hormigas eran alentadas, no les quitaban la mirada de encima; el tronco húmedo no fue ninguna dificultad para las dos primeras, pero la tercera comenzó a renguear, un dolor en sus patitas derechas se manifestaba, -debe ser la humedad del charco- comentaban entre la multitud.
Lo cierto es que las dos primeras, dentro de las cuales se encuentra la campeona, comienzan a ver la línea de llegada, van cabeza a cabeza, la boca del hormiguero a la vista, sus corazones palpitan fuertemente, sobre sus frentes el sudor se desliza, una aqueja dolor en uno de sus costados, la otra ignora por completo su cuerpo, esta mentalizada en llegar, sus antenas casi se tocan, no necesitan reconocerse, es la ambición del triunfo y la gloria en espera. Pero de repente, un gran pie se antepone y sin mas que preámbulos aplasta a las dos competidoras.

Nuevamente el ser humano arruinando el sistema, desequilibrando inconscientemente el mundo. Las hormigas tomaran represaría, la muerte de dos competidores de tamaña fama no quedara impune. Pero en vez de migajas de pan, palitos con fuego arderán una casa. Y se dará comienzo a la guerra mundial mas duradera de la historia, desde aquel momento, el hombre y la hormiga se enfrentan en conflictos bélicos, el hombre desconoce las causas o las ignora, las hormigas por su parte, no cesan de entrenar kamikazes que no dudaran en inmolarse en honor a la causa.

martes, 29 de septiembre de 2009

Carta de Gary Gisbert a Mariam Lian Stevenson

CAPITULO XVIII.
(Luego de un tiempo de no verse, y de no haberse encontrado la última vez que arreglaron un encuentro, Gary le escribe a Lian expresándose. Tan solo expresándose).


Lian, hace tiempo que no nos vemos. A veces pienso que el azar nos ama, o nos amó al menos alguna vez, el hecho de habernos puesto frente a frente en este mundo en donde lo que sobra, aparte de ciertas miserias, es la gente, es la prueba irrevocable de que debíamos vivir lo que vivimos juntos, aunque haya durado nada, un día tal vez, yo me arriesgaría a decir dos aunque no haga la diferencia, cuando hay una expresión de hechos tan naturales como los que vivimos no es de buena gente minimizar el tiempo. A veces pienso Lian, pienso tantas cosas sobre nosotros, que seguramente ni te imaginas, o quizás si, quizás tu piensas mas que yo, me arriesgaría a decir que pensamos por igual. Pienso, ya no en lo que nos junto, pues decidí adjudicarlo al azar, o a la maquina harto-compleja del mundo, que de algún modo debía, como obligación, hacernos conocer de tal modo, como si algo en nuestras vidas hubiera faltado si no nos habríamos conocido; sino que en lo que pienso ahora es qué nos separo. Si es que estamos separados, y ello hace que me surjan preguntas como: ¿estuvimos juntos? ¿Debemos responder de lo sucedido? ¿Sucedió algo? Son preguntas complejas, pues sus respuestas necesitan de dos personas, no de una. Lo que yo pueda pensar o sentir Lian, puede no tener nada que ver con lo que piensas tu. De todos modos debo confesarte que lo que me paso contigo no lo he vivido con nadie, es decir, y me animo a deducir, que eres única para mi, pero no única en el sentido vulgar con el que suele utilizarse esta palabra, el sentido de “única e irrepetible”, claro que no, eres ÚNICA en lo absoluto para mi.
Supe decirte: ya nos conocíamos desde antes, aun sin habernos visto, seguramente hace miles de años, o cien o cincuenta; no nos conocemos de hace dos días, o de esos dos días, nos conocimos mucho antes, en otra vida seguramente, quizás fuiste mi hermana, mi madre, o yo tu padre, porque creo que la naturalidad con la que se dieron las cosas solo puede explicarse desde el lado de un lazo familiar. Creo que compartimos esto Lian.
Tu sabes Lian, luego de vernos por ultima vez, no se que es lo que ha sucedido, me aterra pensar o dejar como explicación divina, que paso lo que tenia que pasar, pues jamás pensé que nos podía pasar esto. Lo que debo confesar es que de algún modo, tampoco encuentro explicación, aunque se la atribuyo a la misma naturalidad que nos unió, fue ella, la misma que nos separo, pero así nada mas, como si ambos resignáramos de alguna manera inconsciente lo que podríamos ser juntos. De un día para otro deje de recibir mensajes tuyos, tú habrás sentido lo mismo de mi parte, y el tiempo hace estragos, nunca para y jamás da explicaciones. Todo se diluyo, aunque yo! No lo crea, no se que pensaras vos Lian, quizás ya tienes otra persona a tu lado, quizás todo fue una mentira, y tu te diste vuelta y verdaderamente te olvidaste de mi, y ahora siquiera me recuerdas. Lo cierto es que yo si te recuerdo. Como olvidar esa sonrisa, no cabe rincón del mundo o de mi cerebro donde pueda esconderla sin volver a recordarla. Te gusta dormir, aunque te enoje que te lo digan, me encantaba joderte por ese lado. La mueca que trasformaba tu cara expectante, un tanto molesta, una pizca quizás, y la sonrisa que devenía luego era hermosa, había magia allí, tus ojos titilaban, esa intermitencia ese rostro que se relajaba sonriente verdaderamente me podían, me trasportaban por ahí, a otro lado, no quiero decir a otro mundo porque tu eres de este mundo, aunque ambos nos conozcamos de otros tiempos.
Lian, no se que nos paso!
No me preocupa de algún modo que estemos separados, lo que me preocupa es no saber nada de ti, me bastaría saber con que estas verdaderamente bien, o mal quizás, sin duda preferiría de que estés bien. Si, se que puedo tomar el tubo del teléfono y llamarte. Pero que sentido tendría eso, en absoluto no valdría de nada. La naturaleza apela a cuestiones naturales, no debemos destruir lo que construyo en nosotros, y de algún modo, la respetamos así como estamos, sin llamarnos, sin vernos, y dejar que el azar nos devuelva la vida, a mí la tuya, y a vos la mía, si es que así lo desea.
Lian, esta carta no te la voy a mandar, es solo para descargarme, para expresarte lo que siento, y decirte que te quiero. Pero no te quiero como se quiere a una novia o a una amante, solo te quiero como se quieren esas cosas que uno ama porque se siente bien de que existan, porque no importa que no estemos juntos, me dejas en claro que existís, y que no es puro sueño lo que a veces uno anhela. Por eso Lian te quiero y agradezco haberte conocido.
Si necesitas saber de mi Lian, yo estoy bien, si, estoy bien, a veces me siento raro, como si no comprendiese que es verdaderamente lo que debo hacer, a veces temo que ante la duda no hago nada, y eso me desespera, me fatiga la indecisión, por eso a veces siento que necesito algo de ti, quizás solo tu sonrisa, si, solo tu sonrisa, creo que con eso bastaría. Pero no ando perdido Lian, el problema es que no me encuentro a diario, y hay momentos en los que fluctúo en el desconcierto, y pienso en ti, y pienso si pensaras en mi, creo que me desconcierta no saber de ti, aunque no quiero tirar la pelota para otro lado, el problema, si es que es un problema, esta en mi. Como veras Lian, estoy bien, como me conociste, pensando un poco de todo, aunque ya me olvide del resfrío del presidente de Francia, ahora me ocupo de otras cuestiones, como esta por ejemplo.
Lian, quiero verte, aunque no me muero de ganas, simplemente me gustaría verte, y sentirte también, tenerte a mi lado por un segundo aunque sea, la eternidad no responde al tiempo, se que con tan solo eso me sentiría completamente bien, y disculpa si soy egoísta en esto, solo quiero saber de ti, y si empezaste natación también, me imagino que no, igual me encantaría que me sorprendas, siempre de algún modo me sorprendes Lian.
No quiero extender mas esta carta Lian, lo extenso aburre, quizás nosotros nos aburrimos, fue demasiado tiempo quizás, una eternidad juntos. Si. Nos debimos aburrir. Bueno, entonces fue lo mejor habernos separado, espero te estés divirtiendo, o por lo menos no aburriendo, yo por mi parte acá ando, pensando…pensando quizás…tan solo un poco en ti.
Me gustaría saber de ti Lian.

jueves, 24 de septiembre de 2009

AMATEUR POR EXCELENCIA


Marcos Camada el mejor amateurista, si así se lo puede llamar. Ajedrecista, ludomatixta, jugador de cartas, metegolista, y muchas disciplinas más, tenía una suerte de poder innato, siempre ganaba en lo que se propusiese.
Desde chico siempre fue el mejor en todo, solían comentar sus compañeros del barrio, que lo padecieron en cuanto juego le proponían. Jamás pero jamás había perdido en nada. Nunca se había propuesto ninguna disciplina profesionalmente, lo que hubiese sido un verdadero éxito, o un fracaso rotundo por qué no, en el juego de suposiciones todas las variantes son posibles, aunque todos sientan y crean más en su éxito que el posible fracaso.
Lo cierto que Marcos Camada, recién coronado campeón municipal de taba, ante los mejores tabistas del pueblo, supo imponerse casi con una naturalidad asombrosa, disciplina que de hecho por primera vez había practicado. Este acontecimiento, que fue mas una puesta a prueba de lo que sus compañeros le decían,
que jamás iba a perder en lo que se propusiese, quedo de alguna forma confirmado, pues él no tenía la menor idea de cómo se jugaba a la taba, y luego de una breve explicación del juego yacía como el mejor.
Decidió, de algún modo, un tanto estañado él mismo, en proponerse a perder en alguna actividad. Tuvo varios intentos fallidos, gano el torneo de barriletes, el de ping pon, fue el mejor en la rayuela, y fue ovacionado en un juego de bochas; por lo que no le estaba siendo fácil lograr su cometido, de alguna forma siempre terminaba ganando.
Hasta que un día, en una competencia de embolsados, se disputaba la final contra otro individuo. Tenía todo planeado, comenzaría enérgicamente la carrera, como para no sembrar dudas y luego disminuiría la velocidad hasta ser alcanzado y sobrepasado por su contrincante.
A la señal de, “preparados, listos, ya!” , fue el inicio de carrera, Marquitos inmediatamente toma la delantera, salta y salta, salta y salta, luego, simulando cansancio y dando continuidad al plan comienza a saltar cada vez más lento, y…salta, y…salta; su contrincante rápidamente lo alcanza y comienza a sobrepasarlo, pero luego comienza a disminuir sus saltos también, y…saltaba, y… saltaba, y llegan así a quedar parejos, Marcos muy extrañado, pero más enfurecido, comienza a saltar cada vez menos, y…sal…ta y…sal…ta, pero su competidor también se enllentecía. Era todo muy raro, la gente estallaba en ovaciones hacia los dos y no se percataban de lo que estaba sucediendo, fueron tan pero tan lentos, que comenzaron a correr hacia atrás, es decir, hacia la línea de largada, pero esta vez Marquitos acelero su salto nuevamente, y saltaba y saltaba, pero el adversario daba saltos mas grandes todavía, y un salto y dos saltos y tres saltos, y Marcos ya apelando a todas sus fuerzas y manoteando una botella de agua para hidratarse que le ofrecían de camino, hace los saltos mas y mas rápidos, saltaba saltaba saltaba y saltaba; cada vez se alejaban más de la meta, que estaba claro que ninguno de los dos quería cruzar
se torno mas bien, como una competencia a ver quien ganaba a perder, que desde luego y ya sin darse cuenta, la habría de ganar Marquitos.

domingo, 20 de septiembre de 2009

VISITA INESPERADA

“…y al observarse, decidió no verse.
La palidez siempre resulta extraña.”
........................



Llama el timbre a la puerta. Abre y se encuentra con un espejo, observa a su alrededor y no encuentra a nadie que haya podido haberlo dejado allí. Un tanto extrañado, asume que es para él y lo ingresa a su casa.
Su reflejo es raro. Este espejo esta fallado, piensa. Lo intenta mover para reubicarlo y resulta imposible moverlo del lugar donde lo había puesto, decide, en un tono de rebeldía dejarlo donde esta, lo mira amenazante y extrañado por ultima vez y opta por ignorarlo por completo.
Así pasa un tiempo, es difícil dar la medida del tiempo que paso, pues no recuerda nada de antes de la aparición del espejo, y este, parece haber estado desde siempre; en el mismo lugar, junto a la puerta, con el mismo reflejo, un tanto raro, un tanto enigmático. Aunque siempre esquivaba su mirada, nunca podía evitar observar la fatiga de su rostro, sus arrugas, sus ojeras, su palidez. Que espejo raro, volvía a decir cada vez que se daba cuenta que sin querer se observaba.
Al cabo de unos días muere.

Llaman a otra puerta, en esta atenderá el llamado otra persona, y sin saber quien timbro, guardara su reflejo para siempre.

viernes, 28 de agosto de 2009

SOBRE TABLAS Y TERRENO

Jaque! – Paso en falso del rey ya destronado.
Mate!
… y el tablero, reorganiza sus piezas.
La tumba espera…nuevos reyes vendrán.

LABIOS DE LUNA

La Luna decae en su dulce forma de gota de miel, como una gota espesa que pende del firmamento se desliza suavemente, titubeante, sigilosa, asciende unos milímetros y vuelve a descender otros mas; un vaivén vertical es su cadencia, cada vez mas pequeña, cada vez mas intensa y mas empequeñecida; se agranda un poquito y se achica un poco mas… la Luna pende de un hilo, cada vez mas largo, cada vez mas frágil. Dulce y delgado hilo.
La Luna se desploma, y con un grito al cielo cae y cae…cae y cae…

Por suerte tus labios son dulces, la Luna no se ha desplomado en vano.

EXISTE UN LUGAR QUE RESGUARDA LA NADA.

Hay un lugar donde lo que existe, aun no ha pisado. Allí, solo habita la nada. Constelaciones de estrellas se forjan allí, planetas y galaxias; ideas que aun no han sido pensadas, historias que aun no han sucedido. Allí no existe el tiempo, solo espacio, repleto de nada, que es todo, sin serlo aun.
Existe un recoveco en algún lugar, que resguarda los suspiros de las mariposas que antes de morir no llegan a exhalar. De sabia de árboles son los ríos, de polvo estelar la tierra, no existe el fuego, solo cabe su memoria, que basta para arden el universo entero. También hay aire, pero este no se respira, solo se percibe en lo calido o templado del céfiro, que juega con recuerdos apunto de ser enlazados. Allí, en ese lugar, moran los últimos deseos inconclusos al letargo, pero también la esencia de los satisfechos a tiempo.
Existe un momento en cada hombre, en el que destella la felicidad, como una luminosidad ínfima capaz de iluminar la nada, porque allí no hay luz, solo destellos de felicidades consumidas, que se esparcen a una velocidad incalculable y hace que hasta el viento tenga sombra mientras se escabulle, de los aromas a flores que aun no marchitan, desahuciadas, agobiadas quizás, por el acicalar de abejas que sin aguijón regalan su ultimo néctar en honor al trono. Ahí, no hay lugar para el olvido, él reposa en los seres que ignoran, en los que no saben reír, en los que jamás aprendieron a llorar; tampoco hay errores en la nada, menos aun certezas, que son menos útiles que la duda.
Existe este lugar, y que no allá pruebas es la prueba de ello, el humano niega todo lo que no es capaz de ver o lo que escapa a su razón. La fe solo rige en lo divino. La vida existe gracias a la muerte, que le da vida.
Existe un lugar y no importa la porfía, de los tercos, de los intelectuales, si no son los mismos; existe y habita en todas partes, pero solo es manifiesto en la unión de las mismas. El rompecabezas esta esparcido, por los más sinuosos rincones de la desidia, donde las lágrimas de rosas forman nubes, que llueven aire, que sopla un viento, que peina ángeles y refresca montañas.
La nada es como la arena de un gran desierto esparcido por todas partes, que no conforma un desierto pero que son el desierto en cada grano.
Existe, ante todo, y a pesar de todo. Nadie lo crea, todos lo parimos, nadie lo sufre, todos lo padecemos.
Existe un lugar y la prueba de ello cabe en ti mismo, en lo que tus ojos ven, pero no observan, en lo que tus oídos escuchan pero no oyen, en lo que tu lengua prueba pero no degusta, en lo que tu piel siente pero no percibe. Allí, hay un grano de arena que conforma un desierto que habita la nada, que conforma el todo pero escapa de las fauces de todo.



.../11/08

UN GATO

Un gato sobre un tejado decide su vida terminar,
Se arroja ojos cerrados, cerrados sus ojos están.
Una gata lo ve en el suelo y desamparándose sin cesar
Le lame su cabello dorado y comienza a resucitar.
El gato tiene varias vidas y sabe como de ellas usar.
Nosotros que solo una tenemos, dejemos de al gato imitar.

DE CUCHILLOS Y LETRAS

De Juan Muraña el cuchillo
De Jorge Luis Borges el filo
Silente y frío el puñal
Como las sombras que lo atesoran.

De Muraña la muerte y el olvido
De Borges el recuerdo y la vida
De otro tiempo, de un ayer
De penumbras y acertijos.

De Muraña las certezas de la sangre y la muerte
De Borges intrincados laberintos y caminos
De dos hombres tan distintos
De un barrio en sus caminos
Pudo ser Borges la muerte
Pudo ser Muraña la vida.


18/03/08

ST 2

Desata tus valijas de mi almohada
Este tren no tiene marcha atrás
Los suspiros ya no brotan de mi boca
El consuelo, se vierte gota a gota.

...................

Las miradas de amor que perecen
Como reyes del consuelo inoperante
Que rigen nuestros ojos cuando amanece
tras los encuentros furtivos desbordantes

La desilusión de saberme
Bajo tu encanto, alguna vez ilusionado
Resquebraja las mariposas renacientes
que aun sobre ti esperanzaban.

El amor, sin mascara ni careta
Con su cara de costumbre y marioneta
Deshilachado surca por los aires
En retazos que jamás nacerán alas.

Los recuerdos que invaden en puñales
El filo de la memoria en los murales
El rió caudaloso de los azares
Y mi navío, sin norte, por los mares.

Deberé dejarte en el andén, “el olvido”
Continuar sin carga, darlo por perdido
Deberé mirar el horizonte, enamorarme / de la vida
Que es pasión, amor y despedida.

YO SE…

Yo se que un corazón aventurero
Puede amar de mil formas y pasiones
Escucha y bebe de suaves canciones
Revolotea fugaz como un jilguero.

Yo se también que un corazón sincero
Se entrega al amor sin nada a cambio
Florece y se regala a su rebaño
Como en lo alto lo hace el lucero.

Yo se que por un corazón ardiente
El pecho es capaz de afrontar la bala
Más no lo sabe, esta en otra escala
Que la detiene, el corazón valiente.

Yo se que un corazón limpio y puro
Combate a la razón con sus impulsos
Bombea y bombea en cada pulso
Nace, vive y muere sin apuro.

EL SILENCIO DE UNA ROSA

El silencio de una rosa
Que mese suave brisa
Me dice con su sonrisa
Muchas cosas asombrosas

Deshojando los pétalos
Con tiernas manos el viento
Solo guarda un pensamiento
Que nunca piensa contarlo

Su aroma surca los cielos
Como voces de altos coros
Reluce la esfera de oro
Soleando con su consuelo.

Preciosa noche en lamentos
Como cantos de jilguero
Reluce bello el lucero
Como rosa en firmamento.

SONETO SANJAVIELERO

Brinca la distancia la melancolía
hiriente de este animo acorralado.
Quehaceres de un futuro ocupado
resiste, imberbe mi alma y su porfía.

Diviso las barrancas desde lejos
posando mi imaginación en la Paz
hermana ciudad, vecina que al compás
compartes islas, ríos y un reflejo

de costas que bautizan nuestras frentes
y brisas que sosiegan nuestras penas
como indomables jinetes salvajes

San Javier, desde aquí tus bellas fuentes
mocovíes alaridos en venas
derraman su bravura de presente.

¿DONDE VA EL AMOR CUANDO SE VA?

¿Donde va el amor cuando se va?

Si aun perdura en mí el aroma a carmín de tus besos
Si aun, te abrazo cada noche y me despido - dulces sueños-.
Si tu esencia se escabulle de entre mis sombras.
Si lo que ayer nos sorprendía hoy ni nos asombra.

¿Donde va el amor cuando se va?

Si los suspiros son palabras consumidas por el viento,
Que sin llegar a ser, expresan más de un sentimiento.
Si cuan distantes estemos mas nuestros corazones laten
Si cuando estamos juntos, estos corazones, ya no laten.

¿Donde va el amor cuando se va?

Si esta luna desangra los recuerdos en mi almohada
Si esta melancolía hiere, fría y descorazonada.
Si esos ojos, marchitos y dolidos, se desvelan cada noche.
Si los anhelos nos asedian, si nos duelen los reproches.

¿Donde va el amor cuando se va?

Si el perfume de tu cuerpo se enhebra sin problemas al olvido.
Si tus pasos, ya no firmes, no dejan huellas en mis sueños.
Si esos labios dicen más aun cuando callan,
Si tus palabras suenan tristes y tus ojos me abrazan.

¿Donde va el amor cuando se va?

Si ya no gozo el consuelo de saberme enamorado
Si aun no logro concebir, si se diluye, si esta enfermo…
Si se perdió en algún laberinto de ensueño.

¿Donde va el amor cuando se va?

Si los dos estamos sus vestigios sufriendo
Donde va el amor? Que se vaya por completo!
Merecemos la absolución y no sufrir sin su respeto.

ELIXIR DE ENSUEÑOS

“¡Con qué desprecio he visto a los que sueñan,
y ahora estoy preso en su sortilegio,
atrapado en su red!”
Jaime Sabines
................

El elíxir de tus besos se desliza en mis recuerdos
Me seduce lentamente, me conquista, me tienta
Me llama a pecar en silencio.
Me derrito, y diluyo suavemente al manantial de tu boca.

Te busco, insaciado, saciarme es mi deseo
De tu sabor, de tu sudor de invierno
De tu primaveral aroma a rosas.
Me inquieto, te siento y te palpo.

Tus oídos extrañan mis susurros en la almohada
Cada noche, a escondidas te encuentro
En la oscuridad, sin verme estoy contigo
El sosiego de tus poros apaciguan la locura

Me adormezco en tus brazos, en tu lecho.
Respiro el perfume de tu cuerpo al desnudo.
Deleito tus suspiros
Conspiro con tus piernas.

Amanece, y con la luz del alba te desvaneces
Me despojas de tu amor, de tu pureza
Desesperado intento retener tu esencia. Te diluyes.
Me despierto, y entre las sabanas, aun abrazo tu ausencia.


11/03/08

LA NOCHE

Se viste de oscura tras cada ocaso
Se desnuda frente a cada amanecer
Silenciosa, tenebrosa, iluminada
Deliciosa, amante, compañera.

Se viste de traje con estrellas
Reluce su impecable luna en la solapa.
Silenciosa de amantes escondidos
Compañera de soledades y de olvidos.

Deliciosa te saborean los enamorados
Oscura te observan los oprimidos
Iluminada te creen los esperanzados
Ciegos te ignoran los descorazonados.

Noche que te desangras y disuelves
Tras cada madrugada, desahuciada.
Noche que todo lo envuelves apasionada
Espejo de pensamientos y navíos.

Te vistes de traje de gala con estrellas
Sacas a relucir tan bella luna
Deliciosa, amante, compañera.
Eres tanto, eres una...

23/08/08

ST

El esplendor de Cartago en sus ojos
Miles y miles de millas de lejanía.
Un ejército al asedio de algún castillo
En el desierto, en el enigmático mar desierto.

Una figura que aun, no se me figura.
El inmenso horizonte en su apogeo disimula.
Un vació sin llenar, repleto de hastió
Y una ilusión como estrella en el camino.

De barro o costilla y un soplo divino
De voz cálida, de rosas mejillas
De tez y rizos pincelados precisos
De imponente presencia y sutil bravura.

¿Andarás surcando entre flores la antigua Babilonia?,
¿Sobre cemento en alguna ciudad capitalina?,
¿En algún pueblo a la vera del camino?,
¿O quizás y simplemente, solo habita en mí ese amorío?

LA MONEDA DEL DESTINO

“…la maquina del mundo es harto compleja para la simplicidad de los hombres”
J.L. Borges


- Dejemos las cosas como fueron, como un simple encuentro furtivo entre dos almas que el alcohólico destino dicto.
Ella se caso y tuvo dos hijos, no obstante aun recuerda aquel hecho como se hubiese sido ayer.
Él, por su parte, aun soltero, no pasa una noche siquiera sin dejar de pensar en ella.
Ambos volverán a encontrarse, pero esta vez, la sobriedad del destino, no los recordaría.

viernes, 14 de agosto de 2009

TE PROPONGO UN JUEGO…

Engáñame un poco al menos… sedúceme en busca de algo que tal vez no quieres, juega con mis ilusiones de niño infantil con pelota bajo el brazo, hazme ilusionar de la forma mas increíble, hazme tocar el sol, saltar de un planeta a otro, mantén esta felicidad latente de calesitas y sube y bajas…de globos y piñatas…
Remonta conmigo un barrilete, pasemos todo un verano bajo un paraíso solo con mates, y arrojándonos sus frutitas; hablemos de los imposibles – hazme sentir que es posible- , besa mis comisuras en vez de mis mejillas tras cada despedida. Quítame los anteojos, libéralos al mar, dime que el sol solo brilla para los dos; y que la Luna nos cela, por eso nos pasamos toda la noche bajo las estrellas…
Demuéstrame que eres una maquina del engaño, pon a relucir tu artilugio, juega este juego donde no es posible decir la verdad, donde solo hay engaño al descubierto.
Dime que me amas con los dedos cruzados, y delante de mí y luego convénceme de que no he visto nada. Te propongo que crees una felicidad momentánea, universal, inmortal en su tiempo…
Te propongo que llegues al límite de lo que puedes, ámame como ninguna…como nunca…
Te propongo que me sueñes todas tus noches, dime que me sueñas siempre…
Te propongo que hagas el intento mujer, a la Felicidad no la opaca ningún engaño, no hay engaño que la supere…
Proponte dañar mi felicidad… pero antes de llegar al: -solo amigos!, detente! El juego ya abra terminado.

¿Te animas?

SI ME ROBAS UN SUSPIRO...

SI ME ROBAS UN SUSPIRO MUJER… Lloverán poemas en tu nombre, el cielo, tornasolado, bailara el tango de tu felicidad cantada, por la Luna, que tras cada ocaso, como candil encendido te dirá cuanto te quiero… Veras tus sueños, deseos y anhelos ya cumplidos, palpitaras, sentirás a flor de piel lo que has buscado toda tu vida…
Pero si en cambio, ME ROBAS UN SUSPIRO MUJER y crees todas estas palabras que digo de antemano, lloverán reproches en tu nombre, el cielo, gris, tieso y nostalgiozo, recitara tu infelicidad, recordada tras cada ocaso, bajo la oscuridad de una vela consumida, por un “te quiero” que ya no late, que no palpita. Veras tus ilusiones ya marchitas, tus sueños siendo sueños, y tu piel mujer, acariciando la frustración de sentirte vacía tras cada despertar junto mi…Si crees en las palabras que he dicho de antemano, pobre de ti mujer… no habrás entendido nada.

SI ME ROBAS UN SUSPIRO MUJER… NO ESPERES MAS MARAVILLAS, que asumir que a ti, también te falta el aire.

martes, 27 de enero de 2009

OFICIO DE PESARES



El filo de sus ojos circunda la noche gris de la ciudad central
Sutil en su presencia, mas aun en su ausencia,
Cuando aun esta presente.
Sombrero de gabardina, sobre todo impermeable
Pasos sigilosos e imponente presencia, sus huellas.

Circunda la noche trunca del olvido, sin más que un pensamiento
El mundo y el universo caben en él
Desde un frágil cabello que el céfiro acuna en su vaivén
Al imponente mar del Este u Oeste de quien su gusto anhele.

Solo llueve en las noches de sus noches
Sobre el rostro el sosiego se desliza en gotas y penumbras.
Sobre su mente, ejercicio nefasto, de concebir un mundo y sus pesares.

Las vísperas de los años que se van, los recuerdos que resguarda
Y su sangre, que aun es sangre siendo polvo y cicatriz
No dejan que su vida sea una y no la de todos al morir.
Vasto oficio le asignaron, el de ser hombre y constructor del mas allá.