viernes, 28 de agosto de 2009

LABIOS DE LUNA

La Luna decae en su dulce forma de gota de miel, como una gota espesa que pende del firmamento se desliza suavemente, titubeante, sigilosa, asciende unos milímetros y vuelve a descender otros mas; un vaivén vertical es su cadencia, cada vez mas pequeña, cada vez mas intensa y mas empequeñecida; se agranda un poquito y se achica un poco mas… la Luna pende de un hilo, cada vez mas largo, cada vez mas frágil. Dulce y delgado hilo.
La Luna se desploma, y con un grito al cielo cae y cae…cae y cae…

Por suerte tus labios son dulces, la Luna no se ha desplomado en vano.

2 comentarios:

Ornella dijo...

maravilloso.. el final estuvo mortal.. al pié al pié compañero!.. ocurrentes tus letras.. al estilo del mejor.. de Cortázar.. me recreaste sus letras.. cariños..

Gaston Grenat dijo...

Cuando el maestro Cortazar te envuelve, a veces es difícil salir de su embrujo... otras veces, quizás todas las veces, es un placer sucumbir en su encanto.

Gracias, besos!